Antes del DILUVIO

Seguros

Los seguros nos interesan en una doble dimension:

(1) El seguro de No-Vida es un ejemplo espléndido de “contingent-asset”: un activo que nos permite transferir recursos a situaciones desfavorables (en los que, en el lenguaje de los economístas, “la utilidad marginal de la renta” es elevada). Son, pues, un componente clave de la planificación de ciclo vital. Son especialmente importantes los seguros que protegen de “shock” sobre el capital humano.  En España, parte de este seguro lo genera el sector público.

Los “wealth advisors” deben aconsejar sobre la cuantía del seguro a contratar para las distintas contingencias. Y no … al contrario de la creencia popular, no es óptimo asegurar sólo cuando las probabilidades de incidencia son elevadas.

(2) El Seguro de Vida combina dos dimensiones: el seguro de mortalidad y una gama cada vez más amplia de productos de ahorro. Intuitivamente, podríamos pensar que las aseguradoras están bien situadas para ofrecer productos de ahorro a largo plazo. Discutiremos si esto es así y si los productos ofrecidos son efectivamente útiles.

 

Lo más llamativo del sector es la progresiva implementación de la directiva Solvencia 2, que supone un auténtica revolución en el sector. Entre los múltiples cambios introducidos (que revisaremos) destaca que las empresas están obligadas a ofrecer (a los planificadores, pero también al mercado) mucha información sobre productos, su “balance sheet”, sus mecanismos de “risk management”  y, más en general, sus estrategias competitivas. Una información magnifica para comprender la viabilidad futura de estos agentes (y, en consecuencia, hasta que punto es soportable el riesgo de contraparte que los usuarios adquieren al contratar sus servicios).

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial